La Ruta del Vino: Valle de Guadalupe y sus Secretos Vinícolas - Wine.com.mx

La Ruta del Vino: Valle de Guadalupe y sus Secretos Vinícolas

Mucho hemos recorrido junto con Wine, bodegas y viñedos de todo el mundo, hemos estado en Argentina, Italia, Francia, Brasil, Chile, EE.UU. y muchas otros países que se caracterizan por los increíbles vinos que producen, sin embargo, en esta edición, nuestro viaje será un poco más corto y familiar, porque estaremos hablando sobre la emblemática ruta del vino en Valle de Guadalupe en Baja California, México.

Valle de Guadalupe se encuentra en el norte del país, específicamente en Baja California Norte, y cuenta con más de 72 bodegas, mismas que son responsables de casi el 90% de la producción del vino mexicano.

Entre esas bodegas se encuentran marcas mundialmente reconocidas, así como pequeñas bodegas que tienen producciones pequeñas y entre las cuales hay vinos increíbles y absolutamente inolvidables.

¿Cómo llegar al Valle de Guadalupe?

La ciudad más cercana es Ensenada, sin embargo, Ensenada no tiene aeropuerto, el más cercano es el de Tijuana, que está a tan solo 1 hr y 20 minutos viajando en carretera, y te sugerimos que lo hagas; la experiencia de manejar con el Océano Pacífi co como tu acompañante, es por sí mismo, un momento que vale la pena vivir, ya verás que se trata uno de los mejores “road trips” dentro de México.

Antes de llegar a Ensenada, podrás disfrutar de vistas naturales espectaculares, como Rosarito y sus playas, la vista es sin igual y detenerte para admirarla es una gran idea; sobre todo en Puerto Nuevo, donde podrás probar langosta fresca a lado del camino.

Una vez llegando al Valle es fácil perderse entre la amplia oferta de bodegas, tours y experiencias de la zona, sin embargo, para ayudarte a que la visita sea algo inolvidable para ti, te dejamos a continuación algunas de las bodegas que sí o sí, deberías de visitar. Si durante tu estancia descubres lugares que te gustaría que los futuros visitantes conozcan, escríbenos y cuéntanos, queremos ampliar la experiencia y tener los puntos de vista de todos.

¡Decantos Vinícolauna: vinícola única!

Con el poético slogan “la gravedad del vino”, se trata de una revelación, tiene una vibra muy fresca, desde la arquitectura hasta la gente que atiende. Si quieres alejarte de la imagen “elitista” de visitar un viñedo, éste es el lugar.

Tienen un recorrido privado por todas las instalaciones, mismo que es impartido por nada más y nada menos que el Enólogo Alonso Granados, y a través del cual podrás conocer la cava subterránea a 12 metros bajo tierra, al tiempo que degustas las mejores etiquetas de la bodega.

¡No te olvides de reservar con tiempo!, porque este tour vuela, tiene un mínimo de 8 personas para llevarse a cabo y un costo de $950 pesos por cada visitante, descubre más detalle sobre esta bodega en su página web: www.decantosvinicola.com

Hacienda Guadalupe y sus desayunos

Si buscas “mejores lugares para comer”, no ignores este viñedo. Los desayunos son deliciosos y bastante generosos, si lo tuyo no es el desayuno, puedes ver el atardecer en el “Aledaño”, restaurante ubicado en la terraza del lugar con una vista incomparable. Aunque su producción es pequeña, algunas de sus etiquetas han sido premiadas en el extranjero y el 100% Cabernet Sauvignon es un obligado para probar.

Haz tu reserva en su sitio www.haciendaguadalupe.com

Cuatro cuatros: una parada obligada

Con hotel, terraza, restaurantes con vista al mar, viñedo, bodega, este lugar tiene todo, y por si no nos crees, hasta tienen un bar montado en un barco encallado en medio del desierto, se trata de unos de los puntos más instagrameables del Valle, basta que con entres a su perfil y descubras lo que ellos publican y lo que sus visitantes presumen; aunque es difícil que la experiencia sea superada por las fotos, es como entrar a una tierra desconocida y llena de vinos.

Tienen muchas experiencias, no solo relacionadas con el vino, sino también con actividades recreativas como tirolesa, de 3.8 kilómetros de longitud conectada por cinco tirolesas con una duración de dos horas y media, tendrás todo el Valle a tus pies. Consulta la disponibilidad de sus servicios en su página web, desde ahí podrás reservar: www. cuatrocuatrosreservas.com

Encuentro Guadalupe: un viñedo de otro planeta

Ver las habitaciones casi flotantes de Encuentro Guadalupe, es como imaginar vivir en un futuro no tan lejano, pero sí distinto al que imaginamos; tal cual son de otro planeta, y de otro planeta también es el restaurante y las ofertas gastronómicas de la región, sin dejar de lado los vinos, por supuesto.

Encuentro Guadalupe es difícil de ignorar durante tu paso por el Valle, así que no tendrás problemas en ubicarlo, sin embargo, también te sugerimos, como con el resto de las bodegas que te hemos mencionado, hacer reservas previas para que puedas planear mejor tu viaje y no te pierdas ni una de las experiencias: www.encuentrocollection.com

L.A. Cettoel Gigante del Valle

Con más de mil 200 hectáreas, este viñedo es un gigante en el Valle de Guadalupe, se trata de uno de los viñedos más antiguos de la región, que con más de 95 años cuenta con la mayor extensión territorial de la zona, y su producción de vinos lo es también, lo que hace posible que no tengas que viajar hasta Valle de Guadalupe para probar sus etiquetas.

Sin embargo, esto no quiere decir que no valga la pena ir, el simple hecho de visitar esta zona norteña de México, es un deleite visual, y por supuesto al paladar.

Reserva degustaciones, recorridos por los viñedos, visitas a la bodega, o la selección “Enigma”, que se trata de vinos experimentales que aún no salen al mercado, de edición limitada y que podrías ser la única vez que los puedas probar. Reserva en su sitio web: web.lacetto.mx

Cuál es la mejor época para viajar a Valle de Guadalupe?

La fiesta de la vendimia es un gran momento, todo el Valle está lleno de gente, de fiestas y de propuestas gastronómicas y vinícolas, esto pasa aproximadamente entre agosto y septiembre, por lo que la vista será espectacular, verás los viñedos de un verde brillante y con racimos de uvas listas para ser cosechadas.

Sin embargo, debes considerar que en esta época la demanda de hoteles y reservas están a la alza, así que te sugerimos planear tu viaje con tiempo.

Pasando las fiestas de la vendimia, verás un espectáculo distinto, pero igual de impresionante, los viñedos entran en estado de reposo y recuperación; llega el otoño y podrás ver hojas amarillas y color ocre, una vista totalmente distinta, pero que también te robará el aliento.

Sea lo que decidas, y vayas cuando quieras; viajar a la Ruta del Vino en Valle de Guadalupe es un placer inigualable, mucho más si eres amante del vino, si tus acompañantes no lo son, se convierte en la oportunidad perfecta para conocer un mundo que no les pasará inadvertido. El vino mexicano es rico, diferente, nuevo y único; si no le das una oportunidad es porque no quieres.

Por lo pronto, ¡que viva el vino mexicano!

Regresar al blog