Los mejores tipos de vino para brindar - Wine.com.mx

Los mejores tipos de vino para brindar

Cuando se trata de celebrar, el vino no puede quedarse fuera. El simple acto de brindar, tan común en celebraciones, es mucho más antiguo de lo que se imagina. En el pasado, los griegos y los fenicios consideraban el vino como un regalo de los dioses y, en agradecimiento a ellos, levantaban sus copas y hacían un saludo.

De los vinos blancos a los espumosos, ¡todos tienen un espacio garantizado a la mesa y en el brinde!

Para aprovechar de la mejor manera el potencial de las bebidas elegidas, es necesario tener atención a algunos detalles, como la temperatura de servicio de los vinos, las copas adecuadas para cada uno, e incluso los platos elegidos para el menú de la noche.

¿Cómo elegir el mejor vino para brindar?

¡En el caso de los espumosos, vigila la dulzura!

Los espumantes están entre los productos más solicitados para brindar. Para no equivocarnos, necesitamos recordar que la bebida recibe diferentes clasificaciones, de acuerdo con la graduación de azúcar de su composición.

La regulación de estos detalles está prevista en legislación específica, que varía según el país de producción de la bebida.

Clasificación de los vinos espumosos según su nivel de azúcar, de acuerdo con la legislación mexicana:

  • Natural – hasta 3 g/l
  • Extra-Brut – hasta 6 g/l
  • Bruto – menos de 12 g/l
  • Seco – 12 a 32 g/l
  • Demi-sec – 20,1 a 60 g/l
  • Caramelo/Moscatel – desde 50 g/l

Es importante resaltar también que el grado de azúcar no indica que un vino es de mayor o menor calidad. La clasificación sirve para señalar los estilos de los vinos, elaborados para atender a los más diversos tipos de paladar.

Cuidado con la temperatura de las bebidas

Para quienes están acostumbrados a beber vinos con frecuencia, no es ningún secreto que la experiencia sensorial es aún más rica cuando la bebida se sirve a la temperatura ideal indicada por la bodega fabricante.

En el momento de ajustar todo para recibir a sus invitados, preste atención: los vinos blancos, rosados y los espumantes pueden ser acondicionados junto con las cervezas, para ir a la copa bien helados, como manda la tradición en los días cálidos de verano. Los vinos tintos, si los hay, solo pueden enfriarse unas horas antes del consumo.

Ten en cuenta el gusto de tus invitados

Antes de elegir las etiquetas para brindar, es necesario tener en cuenta el gusto de quien va a estar presente en la fiesta. Después de todo, la intención es que todos celebren y estén satisfechos. Si vas a recibir invitados de fuera de la familia, calcula también con un poco de holgura la cantidad de bebida para cada uno. Por precaución, avise sobre las bebidas elegidas.

Combina los platos con los vinos elegidos

Entre los espumosos, el más versátil es el Brut, que puede acompañar frituras y carnes ligeras, y también va bien con platos principales como pastas y carnes.

Para el postre, dé prioridad a los espumosos Demi-sec o dulces, que combinarán con pasteles, mousses y otros dulces a base de frutas.

En caso de espumantes, evite sacudir la botella antes de abrir

Las botellas de espumante tienen una concentración muy alta de gas. Al balancearlas, terminas causando la pérdida de buena parte de la bebida al abrir. La gente sabe que el acto puede hasta ser emocionante, pero nadie quiere desperdicio.

Entonces intente aguantar la emoción y evite. La mejor manera de abrir la botella es sosteniéndola por el fondo, nunca por el lateral, formando un ángulo de 45 grados. En primer lugar, retire el alambre que protege el tapón, llamada jaula. A continuación, mantenga el tapón con el pulgar, para evitar que ella se mueva, y vaya girando la botella bien lentamente, con cuidado, hasta abrir.

¿De dónde vino el acto de brindar?

En el imperio romano, los súbditos de César tenían la costumbre de tirar el primer trago al suelo para saludar a Baco. Además, brindar era fundamental para sellar el fin de un conflicto. En ese momento, el ganador debía beber un sorbo de la bebida del perdedor para probar que el rival no sería envenenado.

También era un ritual para un anfitrión mostrar a sus invitados que el líquido estaba libre de venenos. El famoso “tim-tim” se hizo con la esperanza de que, incluso si había alguna sustancia dañina para la salud, se almacenaría en el fondo de la copa, debido al “golpe”. Por cierto, el grito de “Salud!” comenzó a ser usado también a causa de los posibles envenenamientos. La gente decía esa palabra antes de beber, deseando que la bebida no estuviera adulterada.

Actualmente, sabemos que el brindis es una costumbre universal y que varía según el país y la cultura.

¡Ahora solo tienes que elegir los vinos y brindar con quien más te guste! ¡Salud!

 

¿Qué te parece descubrir vinos exclusivos y sorprendentes al mejor precio todos los meses?

¡Descubre Wine y suscríbete al mejor club de vinos de Mexico!

Regresar al blog