Mendoza a la vanguardia: pioneros en inclusión - Wine.com.mx

Mendoza a la vanguardia: pioneros en inclusión

En un mundo cada vez más inclusivo, Argentina acaba de dar un paso muy importante y sin pre cedentes: la creación de un glosario con términosrelacionados con el universo del vino para ser estudiado y utilizado por personas con discapacidad auditiva.

Los visitantes locales y extranjeros que asistieron a la última conferencia anual de la Red Great Wine Capitals (GWC) pudieron presenciar el lanzamiento del Glosario del Vino en LSA (Lengua de Señas Argentina), una aplicación gratuita con 86 signos que está disponible con subtítulos en español, inglés, francés y portugués.

Durante este encuentro, celebrado en Mendoza, se reunieron grandes referentes de la producción vitivinícola en el mundo provenientes de 11 ciudades de cuatro continentes, Mariana Martínez, miembro de la asociación local de personas con discapacidad auditiva, explicó a los presentes la importancia de este glosario, cuya semilla se plantó durante la primera cata ofrecida en Lengua de Señas Argentina, que tuvo lugar en 2014 también en Mendoza.

Fue a partir de allí que comenzaron a realizarse visitas a bodegas, clases de enología y cursos de cata virtuales y presenciales en tres niveles, siempre con el foco puesto en la inclusión.Un grupo de 30 alumnos con discapacidad auditiva creó los 86 signos (que incluyen términos como Pinot Noir, Merlot, Sauvignon Blanc, Torrontés y otros varietales, incluso palabras como enólogo, blend, sommelier) como parte de una herramienta que se está expandiendo.

El siguiente paso fue incorporar a personas con este tipo de discapacidad al curso de Enoturismo Accesible que impulsa el Instituto del Vino en la región de Cuyo, que incluye las provincias de Mendoza, San Juan y San Luis, utilizando el glosario para esta capacitación. Lla experiencia deberá expandirse a otras regiones.La necesidad es bidireccional: por un lado, aumenta la accesibilidad al trabajo de las personas con discapacidad auditiva.

Por otro, es indispensable proporcionar a los turistas con esta discapacidad una experiencia completa, comentó Mariana Martínez.

“Esto permite a las bodegas desarrollar actividades específicas, porque facilita el acceso a la información sobre el vino”, agrega Martínez, quien trabaja para la Bodega Monteviejo, en Tunuyán (Valle de Uco), como guía. “En mi primera experiencia guiando a un grupo de visitantes, participaron 55 personas con discapacidad auditiva de Argentina, Uruguay y Chile”, finalizó.

Regresar al blog