Vinos verdes: todo lo que necesitas saber - Wine.com.mx

Vinos verdes: todo lo que necesitas saber

Son etiquetas eclécticas que van desde la cena hasta los días de sol en la playa, los vinos de la región de Vinos Verdes han traspasado las fronteras de Portugal y están ganando cada vez más en el gusto de todos. La bebida tiene marcados aromas frutales y un toque cítrico, aportando un sabor ligero y afrutado.

¡Aprende todo sobre los vinos verdes!

Los Vinos Verdes han ocupado más el espacio en los estantes y entre las opciones preferidas por el mundo. Aun así, su nombre sigue dando lugar a dudas: el vino verde no está relacionado con el color de la bebida, que puede ser blanco, rosado, tinto e incluso espumoso.

Las etiquetas así se llaman porque se producen en una región específica de Portugal, llamada Vinhos Verdes(Vinos Verdes), en el noroeste del país. Oficializada en 1908, es la región demarcada más grande del país y una de las más grandes de toda Europa.

Existen dos teorías consolidadas entre los especialistas para explicar el nombre del lugar. Una de ellas es que Vinos Verdes se refiere al paisaje natural de colinas y montañas de la región, predominantemente verdes, que permanecen así incluso en invierno. La otra explica que, de hecho, el nombre se debe a las uvas producidas en el lugar que, en el pasado, se cosechaban ‘verdes’, antes de su completa maduración.

La región tiene hoy, varias opciones para el enoturismo. Es posible hacer visitas por la región siguiendo la ruta Vino Verde. Junto con visitas a bodegas y catas, el recorrido incluye ciudades Patrimonio de la Humanidad e importantes monumentos de diferentes épocas.

La historia del Vino Verde

Ahora que sabes que el Vino Verde no está relacionado con el color de la bebida, es importante entender que las etiquetas son de una Denominación de Origen Controlada (D.O.C.). En otras palabras, sólo los vinos producidos dentro de la región demarcada se denominan Vino Verde.

Teniendo en cuenta su área geográfica, la D.O.C. Vino Verde es la región demarcada portuguesa más grande y también una de las más grandes de Europa. El control y la certificación son ambos realizados por la Comisión de Viticultura de la Región del Vino Verde (CVRVV) que ha insertado un sello de garantía en cada botella desde 1959.

Hay indicios históricos que los vinos verdes habrían sido los primeros vinos portugueses exportados al mercado europeo. En los siglos XVI y XVII, los vinos de esta zona se llevaban con frecuencia al norte de Europa.

Características del Vino Verde

Cada botella de Vino Verde lleva consigo el estilo marcante de las etiquetas: siempre resaltan la frescura y ligereza, una relación directa con la juventud del vino, en opuesto a etiquetas más complejas y con cuerpo.

Además de características generales de producción de la región, algunas áreas específicas de Vino Verde traen variaciones en las características del terruño. Debido a esto, se dividió la región en subregiones relacionadas con la tipicidad local en los vinos.

Son nueve, en total: Amarante, Ave, Baião, Basto, Cávado, Lima, Monção e Melgaço, Paiva e Sousa. Entre estas, destacan Monção e Melgaço, que le da vida a un vino blanco de la uva Albariño, una de las más emblemáticas de la región. Aromático y de sabor persistente, se puede disfrutar joven o pasados ​​unos años, dependiendo del ejemplar.

Maridaje con Vino Verde

El principal consejo para hacer un maridaje perfecto con un típico Vino Verde es tener en cuenta sus características destacadas. Los blancos son ligeros, con mucha frescura y alta acidez. Son estas las características que debes tener en cuenta a la hora de elegir platos.

Son etiquetas extremadamente versátiles, que combinan con aperitivos, ensaladas y cenas, pescado y mariscos son siempre combinaciones adecuadas. Además de ser perfecto para acompañar frituras, como buñuelos de bacalao y saladitos de pollo.

También es posible incluir carne, principalmente pollo y cerdo, e incluso pasta. El Artefacto D.O.C. Vino Verde 2019, por ejemplo, es una gran opción para acompañar pollo asado o Espaguetis a la carbonara.

Regresar al blog